viernes, 9 de enero de 2009

Legacy of Ashes (Tim Weiner)


En una magnífica crítica, completamente basada en documentos desclasificados, Tim Weiner nos explica como la CIA nunca ha funcionado adecuadamente como servicio secreto.

Según nos cuenta Weiner, el directorado de inteligencia, la encargada de informar a la compañía de lo que pasa en el mundo, ha sido mal tratada, desatendida, y sus informes alterados para que pusieran lo que los altos cargos querían leer. Mientras tanto, el directorado de operaciones, demasiado grande en comparación con el anterior, ha sido excesivamente usado. El resultado ya es conocido: mucho ruido, muchos daños colaterales y pocos objetivos cumplidos.

Desde su creación a partir del OSS en 1947 hasta el tiempo presente, esta deficiencia ha arrastrado a la CIA. Durante la guerra fría pretendieron organizar una resistencia contra los soviéticos tras el telón de acero, pero la gente que infiltraban era rápidamente capturada y ejecutada. Fueron incapaces de saber lo que pasaba en la URSS, mientras que los soviéticos dispusieron continuamente de topos en muchos servicios secretos occidentales (e.g. Kim Philby). Derrocaron gobiernos contrarios a la Casa Blanca o neutrales hacia ella, para conseguir en el mejor de los casos éxitos temporales, y en el peor fracasos como Bahía de Cochinos.

Más recientes fueron las malas informaciones de la CIA que llevaron al bombardeo por error de la embajada China en Belgrado, la completa incapacidad para preveer el 11 de Septiembre, y los informes sobre armas de destrucción masiva que llevaron a la invasión de Irak en 2003.

La historia de la CIA es la historia de sus fracasos como servicio de inteligencia y de sus intentos de controlar el mundo sin antes conseguir entenderlo.

Lo puedes encontrar a buen precio en Amazon o en Amazon Francia