sábado, 7 de julio de 2012

Tres reseñas rápidas sobre libros de historia

Hace mucho tiempo que perdí la buena costumbre de escribir en el blog sobre los libros que iba leyendo. Con la idea de que esta fase perezosa termine lo antes posible, hoy voy a hacer unas minireseñas sobre una novela histórica y dos ensayos que he leído últimamente:

Francis Spufford "Red Plenty" ("Abundancia Roja")


Finales de los años 50. La URSS se había convertido en la primera nación en situar a un ser humano en órbita alrededor del planeta. Su economía crecía a un ritmo vertiginoso, varias veces superior a la de su competencia al otro lado del océano. La propaganda oficial prometía un futuro de abundancia para los ciudadanos soviéticos y su industria se preparaba para cumplir esa promesa.


Los dirigentes soviéticos  se encontraban frente a una tarea muy complicada. La economía soviética estaba basada en la industria pesada (carbón, metalurgia, astilleros...). La conversión a una que incluyese una gran cantidad de bienes de consumo (frigoríficos, coches, cámaras, juguetes...) implicaría un gran incremento de los bienes que consideraban los planes quinquenales. Cada elemento extra requeriría una planificación cuidadosa de la producción de los elementos necesarios para fabricarlo. El resultado: un sistema demasiado complejo y muy vulnerable ante cualquier accidente o malas elecciones de los planificadores.

Pero grandes dificultades producen también grandes oportunidades. Genios como Leonid Kantorovich desarrollaron ramas enteras de la matemática (programación lineal) para la asignación óptima de recursos económicos. La incipiente industria electrónica soviética se puso también al servicio de la planificación económica, y los nuevos planes quinquenales se hicieron con ayuda de computadoras.

Desgraciadamente en esta ocasión la fortuna no ayudó a los audaces. Los planes de Kantorovich nunca fueron aceptados en su totalidad por razones ideológicas. La industria electrónica soviética nunca se recuperó de la mala decisión de abandonar diseños locales y copiar modelos americanos ya obsoletos como el IBM 360. El sistema de planificación no llegó a curarse del todo de sus problemas de desabastecimiento. Pese a todos los esfuerzos, en los años 70 y 80 la economía soviética cada vez crecía más despacio, y los nuevos gobiernos abandonaron para siempre el sueño de la Abundancia Roja.

Un libro muy recomendable. Se puede encontrar aquí en inglés y también ha sido traducido al castellano.

Chris Harman "A People's History of the World"

Un libro de historia del mundo desde un punto de vista marxista/materialista. Ésta no es una historia de reyes, emperadores y generales; los personajes históricos mencionados a lo largo del libro casi se pueden contar con los dedos. El libro relata la verdadera gran odisea de la humanidad, el modo en el que el avance de la tecnología y su diálogo con la economía va modelando la sociedad a lo largo de la historia, desde el paleolítico hasta la actualidad.

Harman resalta muchos hechos que tendemos a olvidar. La Edad Media fue mucho más dinámica de lo que pensamos habitualmente (sobre todo en las áreas de influencia árabe), muchos países colonizados no eran salvajes ni primitivos antes de la llegada de los europeos y la Revolución Francesa no fue tan violenta como sugieren muchos autores. El libro se recrea principalmente los últimos siglos de historia de la humanidad, relatando con gran detalle episodios como la Inglaterra de Cromwell, la creación de los Estados Unidos, la Revolución Francesa, la revuelta Cartista, la comuna de París, las Revoluciones Rusas y la creación de la Unión Soviética (con la que es sorprendentemente crítico).

Finalmente, ésta no es una historia centrada en la civilización y cultura europea y su posterior expansión mundial a través de sus imperios coloniales. El libro da una visión equilibrada de lo que conocemos sobre la historia precolonial de África, América y Oceanía. Si estáis cansados de la visión eurocentrista de la historia a la que seguro que habéis sido expuestos, leed este libro.

Recomendable, aunque se puede hacer algo largo en ocasiones. Quizás en algún momento os puede hacer arquear las cejas más de la cuenta (un ejemplo claro es su defensa de la tesis de la igualdad de sexos en el paleolítico pese a la falta de pruebas), aunque en general es un libro bastante equilibrado. Se puede encontrar aquí en inglés pero desgraciadamente no está traducido al castellano.

Jared Diamond "Guns, Germs and Steel" ("Armas, gérmenes y acero")

¿Por qué los europeos hemos conquistado y dominado gran parte del planeta? ¿Por qué los españoles vencimos a Incas y Aztecas y no al revés? ¿Es acaso nuestra raza superior? ¿Simplemente tuvimos suerte? ¿Hay otras razones? Este libro es un intento de responder estas preguntas en varios sentidos.

Las causas inmediatas son claras. Los españoles colonizamos América gracias a nuestra superior tecnología (cañones, armaduras, barcos), nuestros mejores gérmenes (la viruela se cobró la vida de gran parte de los indígenas, incluyendo el emperador Azteca y el Inca) y nuestros animales y plantas domésticos (caballos, bueyes, superiores cultivos). Pero ¿por qué los europeos desarrollamos esta ventaja sobre los habitantes de otros continentes?

La tesis del autor es que Eurasia tenía ciertas características que podían hacer pensar que produciría la civilización "ganadora": 1. Albergaba la mayoría de los animales y plantas que podían domesticarse 2. Es la masa continental más grande 3. Al contrario que otros continentes, se extiende de Este-Oeste (similar latitud y clima), sin grandes obstáculos para el movimiento de población y el intercambio de tecnología. Los avances que se producían en África y América tardaban en alcanzar el resto del continente al tener que atravesar desiertos y áreas con clima muy diferente.

El libro está lleno de ejemplos y diversos argumentos que apoyan estas tesis (desgraciadamente algunos de ellos repetidos 50 veces a lo largo del libro, casi a niveles de Barrio Sésamo). El resultado es una tesis bien argumentada, pero que no está exenta de problemas. Un ejemplo: ¿Por qué Europa y no China? El autor lo achaca de forma poco convincente a la accidentada geografía Europea, que hace difícil una unión política. Otros problemas menores acaban bajo la alfombra de un modo similar.

El autor es acusado de simplista por algunos historiadores, que también le afean su intrusismo (Diamond es biólogo evolucionista). Yo, sin embargo, he de reconocer que la idea del libro me entusiasma, y que, aceptando los problemas de la disciplina (falta de reproducibilidad, un único planeta que observar), encuentro la tesis suficientemente convincente. Lo puedes encontrar aquí en inglés y aquí traducido al castellano.

Relacionado: ¿Un proto-psicohistoriador?

4 comentarios:

Lansky dijo...

¿Qué Harman? Hablas de Diamond, biólogo sí

Francisco J H H dijo...

Error mío, gracias. Harman es el autor del libro anterior y los había mezclado.

belen dijo...

3 buenas propuestas. Les echaré un vistazo!
Si os gusta la historia, me gustaría invitaros a conocer la colección Breve Historia. Si visitáis ahora su facebook podréis participar en el sorteo de 7 títulos de su colección.
https://www.facebook.com/brevehistoria

Ricarduzz Ricarduzz dijo...

Grandes reseñas. Tengo que conseguirlos.

Saludos Fran.