lunes, 20 de diciembre de 2010

¡Feliz día del Escepticismo!


Rompan sus pulseritas power balance, guarden sus estampitas en el desván y tiren por el retrete la medicinas homeopáticas (tranquilos, no contaminarán), porque... ¡hoy es el día mundial del Escepticismo!

Estos tiempos son tiempos oscuros para la razón. Frente al gran éxito de los tratamientos médicos actuales, que han contribuído elevar la esperanza de vida en 40 años en un sólo siglo, aparecen multitud de pseudotratamientos "tradicionales" o completamente absurdos. Frente al método científico que nos ha permitido entendernos a nosotros y nuestro mundo de una manera desconocida para nuestros antepasados, son legión los que bien siguen creyendo dogmáticamente en fenómenos e historias desquiciantes o, rechazando toda evidencia, se inventan las suyas propias.

Estas creencias son, en algunos casos, peligrosas para el individuo o la sociedad. Aprovechándose de estas creencias puedes convencer a alguien de que se inmole con un 767 contra un rascacielos, o que dé todo su dinero al gurú de turno. Si se lo creen más personas, puedes conseguir que un gobierno pague un hospital homeopático con dinero público, y con un poco más de esfuerzo quizás puedas convencer a toda una nación para que luche hasta la muerte contra el país vecino.

Es por todo ésto por lo que promover la educación científica y el espíritu crítico en la población es importante. Hay y ha habido grandes nombres en esta lucha, pero si he de elegir uno, éste sería Carl Sagan.

Carl Sagan, un pionero del campo de la astrobiología y participante en programas de exploración espacial, es más conocido por su aparición en la serie de divulgación "Cosmos", posiblemente la más famosa que se haya hecho nunca. En una entrada anterior le oísteis cantar, y aquí podeis oir lo que dice sobre la astrología



Y aquí hablando de números grandes en el comedor de mi College en Cambridge:



Entre otros muchos libros de divulgación, durante los últimos años de su vida Sagan escribió "El mundo y sus demonios", un libro de referencia en la lucha contra las pseudociencias. Sagan fue tambiém miembro activo del CSICOP, la mayor organización escéptica de EEUU.

Carl Sagan terminó su lucha tal día como hoy hace 14 años, cuando su cuerpo debilitado por una larga enfermedad no pudo vencer a una neumonía. Es por ello por lo que el 20 de diciembre se ha propuesto como día de celebración para aquellos que continuamos su guerra contra la ignorancia y el oscurantismo.

Si te interesa participar o enterarte más sobre el movimiento escéptico en España, un buen modo de empezar es suscribirte a la lista de correo "escépticos", activo foco de intercambio de ideas desde 1996. Existe también en España una asociación escéptica: ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Finalmente, puedes encontrar en internet diversos blogs sobre esta temática.